martes, 6 de mayo de 2014

Anticipo Hora política Hoy 1517

Hay una salida popular al ajuste





Plan de lucha y paro nacional multisectorial activo de 36 horas para torcerle el brazo a la política K de ajuste, inflación e inseguridad, y no dar paso a los programas pasados por lavandina de los otros candidatos publicitados por el sistema.

1. El “tornado”

El parazo nacional multisectorial, con piquetes, del 10 de abril, sigue tiñendo la situación política.
A partir de diciembre pasado “el tornado de aquellos meses (…) no estuvo demasiado lejos de arrasar con todo, gobierno incluido” (confesión de Horacio Verbitsky, Página 12, 4/5). Llama “tornado” a los cientos de piquetes por el corte de electricidad, las revueltas policiales, los saqueos, la corrida al dólar, la presión por aumentos salariales en las paritarias “como a las policías”, etc. Verbitsky alerta que la situación puede repetirse luego del Mundial de Fútbol y el fin del ingreso de los dólares de la soja.

Lo que no quiere reconocer el escriba K es que no va más el cuento de Cristina K de que la Argentina es Disneylandia. La presidenta dijo que el 1º de Mayo debía celebrarse con más puestos de trabajo, mientras el Indec reconocía que, en lo que va del año, cayó el empleo el 1,2% en la industria, y la caída en la construcción sumará más desocupados. Esos datos no registran los despidos de trabajadores en negro, que son 4 de cada 10.

2. No va más Disneylandia

Luego de que el gobierno festejara su Disneylandia, con una pobreza reducida al 4,7% y la indigencia al 1,4% según el INDEC, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica, hizo pública su medición: 27,5% de pobres (11 millones de personas), de los cuales 5,5% son indigentes (2,2 millones). Un estudio de Claudio Lozano eleva esas penosa situación de pobreza al 36,5% (15,4 millones de argentinos), y la indigencia al 12,1% (5 millones de personas). Los datos de la UCA y Lozano son de diciembre del 2013, antes de la devaluación y el pico de inflación que empujaron a nuevos cientos de miles de familias a la miseria. Y van por más pobres: ahora aumentaron las naftas el 3,8%, el ferrocarril San Martín el 100%, las tarifas aéreas el 12%, y los cigarrillos el 25%.

Encuestas reservadas encargadas por el kirchnerismo y otras fuerzas, coinciden en el estado de ánimo de la población: con bronca 58%, triste/desanimada 25%, contenta/esperanzada 13%, y no sabe/no contesta 4%. De los que están ahora con bronca o tristes/desanimados, el 72% votó a Cristina K en el 2011. Esto es lo que mostró el parazo del 10/4; y lo que tonificó ese paro.

3. Superexplotación, latifundio y dependencia

El gobierno y sus candidatos niegan el agravamiento de la situación de las masas populares y de la economía nacional. La oposición publicitada por otros multimedios del sistema (el Frente Renovador de Massa, el PRO de Macri, y el Frente Amplio Unen de Cobos, Binner y Carrió) venían reclamando “consensuar” (acordar) algunas medidas económicas, que Cristina K viene aplicando: devaluación, frenar la producción, etc.; lo que ahora le piden es profundizar ese ajuste. De igual manera, en nombre de “la gobernabilidad”, apoyan o hacen la vista gorda con la política de criminalizar y reprimir a la protesta popular (ver nota sobre Milani en pág. 3). Es una oposición que le da la espalda a los reclamos que instaló el paro nacional en la agenda política, o agitan demagógicamente algún reclamo sabiendo que nunca será aprobado por un Congreso dominado por el kirchnerismo.

La política kirchnerista agrava la miseria popular y los problemas de fondo del país. Los programas de FR, PRO, FAU, lavados con lavandina, no dan respuesta a ninguno de esos problemas.
Paradar vuelta la tortilla, es necesario abordar los problemas de fondo.

1. Revertir el proceso, iniciado por la dictadura de Videla, y continuado por los gobiernos que le siguieron: en 1975, el 50% del producto bruto interno fue a la masa salarial, hoy no llega ni a la mitad de esa cifra. Se lo conquistó con grandes luchas y el resurgimiento del clasismo, de lo que fue expresión el SMATA de Córdoba liderado por René Salamanca.

2. Revertir el proceso de concentración y extranjerización de la tierra, llevado a fondo por el kirchnerismo con la sojización, en beneficio de un puñado de grandes terratenientes, grandes pooles y monopolios imperialistas comercializadores de granos y proveedores de insumos. La sojización arrasa con la producción de trigo, la ganadería, las tierras para frutas y verduras, provocando el alza de los precios de los alimentos y la ruina de los pequeños y medianos productores.

3. Revertir el proceso de extranjerización, concentración y liquidación de la industria nacional, reemplazándola por armaderos como los de la industria automotriz, electrodomésticos y electrónica; y por una verdadera invasión de importaciones, sobre todo de China y Brasil. Se liquidó la industria ferroviaria, Néstor K fue a “reabrir” talleres ferroviarios que nunca se pusieron en funcionamiento y ahora importamos trenes llave en mano de China, de donde también se importan hasta los uniformes militares para un Ejército que no tiene balas.

El grado de sometimiento nacional lo muestra la peregrinación de los candidatos del sistema a capitales imperialistas: Estados Unidos, Europa, China o Rusia. Ejemplo de ese servilismo cipayo lo dan el gobierno K retomando los acuerdos con el mayor cartel narco del mundo, la DEA yanqui, y que también negociaron con esa repartición Massa y De la Sota. Scioli mandó a su jefe de Gabinete y a su ministra de Economía a Londres a “responder inquietudes políticas” y reunirse con “inversores”. Y los líderes del FAU desfilan por la embajada francesa y otras de Europa.

4. Las multisectoriales
La crisis social, la grave situación económica, y la inestabilidad política (como lo reconoce Verbitsky en lo reproducido al comienzo de esta nota), exigen un gran reagrupamiento popular que recoja el programa que trazan los trabajadores y el pueblo con sus luchas, sus urgencias y sus necesidades, claramente antioligárquico y antiimperialista.
Un frente cuya tarea central sea recoger la bronca que hierve por abajo y una a las amplias masas populares en cientos de multisectoriales, a lo largo y ancho del país. Multisectoriales que tomen en sus manos la unidad para la lucha ahora, para arrancar desde abajo el plan de lucha que se inicie con un paro nacional multisectorial activo de 36 horas. La marcha convocada por la CTA, la CCC y otras organizaciones abona ese camino. Y sobre los cimientos de las multisectoriales, que esa unidad se exprese también en las elecciones.

Es un error de las fuerzas trosquistas subordinar la unidad para la lucha a estrategias electorales con vistas al… 2019, como se ha visto este 1° de Mayo. Así, sectarizan la unidad para la lucha y empujan el aislamiento de las fuerzas clasistas y de la izquierda. Más aún, cuando ese sectarismo, de hecho, genera ilusiones en que la situación de las masas se puede resolver por el camino parlamentario.
Los avances de la campaña por la personería del PTP, al filo de decidirse la personería en Neuquén y con ella la nacional, y el fortalecimiento de la CCC y el PCR, muestran que, apoyándose en la bronca y la combatividad de grandes masas trabajadoras y populares es posible avanzar y ser motores del paro nacional, de los frentes populares y las multisectoriales.
El gran acto del 1ª de Mayo en Córdoba, cuna del renacimiento del clasismo, organizado por la CCC, y con la participación del PTP y el PCR, la apertura esta semana de la causa René Salamanca en el juicio contra los genocidas de la dictadura, y el acto de homenaje a Norma Nasiff el 16/5, nos fortalecen en la lucha, siempre con el objetivo puesto en dar vuelta la tortilla a favor de clase obrera y el pueblo.

Comentarios

¿Usted le confiaría un hijo a Milani?

Cristina K impulsó la ley antipiquetes, copiada de la de Pinochet, contra las masas embroncadas y con voluntad de lucha para torcerle el brazo a un gobierno que las somete a la inflación, la inseguridad y la droga, y las hunde en la miseria. Retrocedió ante la certeza de un repudio masivo, para volver ahora con una versión acaramelada con la zanahoria de una amnistía.

Ese proyecto de ley fascista, va unido al sondeo que están haciendo para restablecer la colimba. ¿Quién le va a entregar un hijo o hija a un genocida como Milani? ¿Para qué quieren la colimba si no hay una política de defensa nacional, ni balas, ni aviones, ni barcos, porque cumplen el acuerdo que firmó Menem con los ingleses, en Madrid, de desarme de las Fuerzas Armadas? Quieren la colimba para convertir a los pibes en militantes de La Cámpora, como se ve en los operativos de Milani y el Cuervo Larroque, con lo que avanzan en la preparación de fuerzas de choque para la represión a la lucha popular.

Autor:  Ricardo Fierro














Causa René Salamanca en el Megajuicio de La Perla



 

 



El martes 6 de Mayo, en el marco del Megajuicio de La Perla, se tomaron declaraciones en la causa Rodriguez II, en la cual se juzga, entre otros hechos, el secuestro y desaparición de René Salamanca, Secretario General del SMATA-Córdoba en el período 1972-1974 y 1974-1976.

Dichos testimonios aportan al esclarecimiento sobre lo que ocurrió con nuestro querido René, y además suman un aporte a la discusión histórica sobre lo ocurrido en los años dictatoriales y los previos al golpe.
Entre los declarantes figuraron familiares y compañeros de militancia.

Dentro de los asistentes a la audiencia en Tribunales Federales, se encontraban Otto Vargas, Secretario General del Partido Comunista Revoluconario (PCR) y Juan Carlos Alderete, Coordinador Nacional de los desocupados de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).



A continuación les dejamos el detalle de lo ocurrido en la jornada, extraído del Diario del Juicio, realizado por la agrupación H.I.J.O.S. Córdoba



11:00 Nueva Jornada Histórica en el Megajuicio

La sala de audiencias está poblada con fotos del Dirigente Sindical René Salamanca, en las escalinatas de tribunales un grupo de militantes del Partido Comunista Revolucionario y la Corriente Clasista Combativa acompaña con megáfonos y banderas. Es que hoy se ventilará en el juicio uno de los hecho más significativos de la persecución de la represión contra la clase obrera. Declaran sus hijos José María, su sobrino Gonzalo Salamanca y su cuñada María del Carmen Busleiman.
Además se espera el testimonio de Gerardo Luna y Roque Armando Romero, compañeros del gremio.


11:26 Testigo 274: Declara José María Salamanca

Es el hijo de René Salamanca, Secretario General del Gremio SMATA. Narra los detalles los atentados que padeció su padre, con explosivos en el estacionamiento del edificio del sindicato, y en la casa de la abuela.
- Lo acusaban de algo?
- No, Dra. No se de qué lo acusaban, no se porqué lo buscaban tanto, simplemente por luchar por la clase obrera tanta persecusión.


11:30 Valores de un gremialista

Con relato sencillo, pausado, José María describe la personalidad de su padre. "Mi mamá le decía, ahora que era Secretario General, podían ahorrar para comprarse la casa. Él dijo que no, que el sueldo le iba a servir para vivir con tranquilidad, pero que no quería que los obreros pensaran que él se enriquecía a costa de ellos".


11:32 "Mi papá es abogado"

En Cruz del Eje, la familia estaba de visita en la casa de un compañero de su padre, Gerardo Luna. La noche de .. la policía detiene a Luna y realiza un allanamiento en su casa. Allí estaba toda la familia Salamanca, y la policía encontró los libros de estudio de José María, que tenían su nombre y apellido.
"Sos algo de René Salamanca?"
"No, soy sobrino lejano. Mi papá se llama Ruben y es abogado". René observaba la escena. Tenía un documento falso y eso le permitió evadir el secuestro. Pero el oficial insistió.
"Vamos a tener que llevarnos al muchacho". Así, José María con escasos 16 años supo lo que era la tortura.
"A mi no me hicieron nada, pero torturaron a Luna delante mío. Hay que estar en ese momento...." reflexiona el testigo llevado por la memoria.


11:40 24 de Marzo. El secuestro

La noche del 24 de marzo, con la llegada del golpe, una patota se llevó por la fuerza a René Salamanca de su casa en Barrio Maipú. Su familia lo supo al día siguiente, cuando lograron entrar con un cerrajero y encontraron todo revuelto en el hogar.
"Faltaban todas las fotos de nosotros. Pero la puerta no estaba forzada".
Nadie les dijo nada acerca del paradero. La esposa de Salamanca emprendió su búsqueda y así sufrió una detención en el III Cuerpo. Sólo supieron de su paso por La Perla gracias al testimonio de los sobrevivientes.


11:48 La extensión del daño.

Preguntado por la Dra. Lyllan Luque, el testigo cuenta el daño que la desaparición de su papá produjo:
"Yo dejé los estudios, me fui con un pintor que me dio trabajo para pintar obras. A los 18 fui a una tornería, que era amigo de mi papá, él me sugirió que hiciera el curso de tornero. Me recibí pero por mi apellido no conseguí nunca trabajo. Los patrones investigaban mi apellido. Así también fue despedido mi primo... Mi mamá hacía pastelitos para sobrevivir. El partido la ayudaba."

 
11:52 Burocracia Sindical  versus sindicalismo combativo

René Salamanca cumplió un ciclo como sindicato del gremio y luego fue reelecto para el período 74-76. Sin embargo en el medio surigió la orden de captura dictada por Lacabanne.
El Dr. Orosz pregunta sobre la relación entre el SMATA Nacional y SMATA Córdoba. "No estaban en buenos términos, desde Buenos Aires querían intervenir en Córdoba". Aparentemente, les molestaban las acciones de la conducción de Salamanca, orientadas a mejorar la condición de vida de los trabajadores.


11:58 Testigo 275: Declara María del Carmen Busleiman.

Es abogada y docente jubilada de la Facultad de Derecho. Es la cuñada de René Rufino Salamanca, casada con su hermano Ruben Bernardo Salamanca.
"Estos dos hermanos quedaron huérfanos muy pequeños, y a partir de ahí tuvieron una vida complicada. Mi marido era el mayor, y lo cuidaba a René como el padre. René era una persona muy alegre con mucha alegría de vivir".


12:00 Zurdos

En enero de 1972 Ma del Carmen y Bernardo se mudaron a una casa con patio. Una tarde en que Ruben no estaba, un hombre pasó preguntando por él. A su mujer le pareció extraño y pudo darle aviso. Esa misma noche, su casa fue allanada. Después se enteraron que también habían estado preguntando por ellos en el departamento anterior.
"Cuando supimos que René se estaba postulando para ser Secretario del Gremio, nos explicamos un poco más esa visita que habíamos tenido. Nuestra familia estaba orientada ideológicamente al Partido Socialista, habíamos seguido la revolución en Cuba, y por eso estabamos marcados como zurdos".


12:28 La desaparición

"Con el secuestro de René empezó la peregrinación, el dolor, la tortura moral".
Ruben Salamanca fue secuestrado a los veinte días del golpe en Campo de La Ribera, golpeado y torturado, le preguntaban por su hermano: "Lo tienen ustedes, hijos de puta!"
"Mi marido siguió buscando cuando lo soltaron. A partir de eso empezó a morir, entró en una depresión muy grande. No podía aceptar que su René estuviera muerto, y es que la desaparición es la tortura másgrande que puede existir, la impotencia y desesperación alcanza a toda la familia. Yo tuve que salir entera de esto porque mi marido se destrozó". Las palabras de María del Carmen Busleiman conmueven a la audiencia.
Guarda algunas palabras para su familia: "Mi sobrino, José María es una persona muy cariñosa, para nada resentido. A pesar de toda la mierda, a pesar de que lo han herido muchísimo"... "Mi cuñada Choli fue muy valiente. René tuvo al lado ua mujer que lo amaba, lo acompañó y lo siguió".


12:37 Menéndez

"Había mucha confusión, algunos querían ayudarnos, no sabíamos a quién creerle. Alguien dijo que no lo buscáramos más, que a René lo había matado directamente Menéndez, y es que su vida no tenía precio.  Mi admiración por mi cuñado fue creciendo a lo largo del tiempo".


12:38: Terminó el testimonio de Ma. del Carmen

Cuarto intermedio de 10 minutos.


13:27 Testigo 276: Declara Gernardo Luna

El testigo era compañero en el gremio de René Salamanca: "He conocido mucho a toda su familia, he llegado a convivir con sus hijos. Desde el 24 de marzo de 1976 lo estamos buscando. Cuando los chicos eran chicos hicimos algunas gestiones con su fallecida esposa, y en algún momento en una repartición oficial nos admitieron, que estaba detenido"


13:37 Declaración de un amigo y compañero

"Quisiera pedirle al tribunal que le quite el apodo con el que figura en el expediente, porque "Chancho" es como lo llamaban sus enemigos. Vengo a rescatar la valentía de alguien que fue un defensor de la patria y de sus instituciones y su gran compromiso, cuando fijó su posición antigolpista".


13:44 Testigo y víctima

El testigo fue víctima de la última dictadura cívico militar. Estuvo secuestrado y fue preso político en la Cárcel de UP1: "Fue necesario que nos pegaran, golpearan y torturaran, violando todos los derechos de la constitución. Por eso humildemente pido, porque han sido miles los que llevamos esta pesada mochila encima, los que pasamos por cientos de campos de exterminio y tormentos, por donde también debe haber pasado mi querido amigo René por sus firmes convicciones, por no haber renunciado nunca a las reivindicaciones de los trabajadores, que yo comparto. Pido, para que en algún momento el país se saque un poco esta vergüenza, que se abran los archivos de la dictadura, que se juzgue hasta el último de los represores".


13:59 Militancia política y gremial

"Habría que preguntarse si es que estaban tan en contra de las reivindicaciones que se buscaban, o si les molestaba que Salamanca fuera un dirigente que había asumido un compromiso claro contra los golpes". El testigo menciona tres cartas en las que Salamanca reafirmó su postura, la denuncia de los sectores golpistas, y trae una reproducción de las mismas. En esa "Carta a los compañeros mecánicos", Salamanca afirmó: "Nuestra postura es antigolpista, porque el golpe va a barrer con todas nuestras reivindicaciones y logros".
Salamanca era Secretario General del Gremio SMATA y además es el fundador del Partido Comunista Revolucionario.


14;27 La muerte de Perón

El testigo recuerda la jornada del 1 de julio de 1974, durante el fallecimiento de Perón y la movilización de los trabajadores.
"Ese día Salamanca hizo uno de los discursos más importantes a mi criterio. Porque anticipaba muchas de las cosas que vinieron después"


14:45 Testigo 277: Declara Gonzalo Salamanca

Gonzalo Salamanca es sobrino de René Salamanca, tiene 43 años, es abogado y funcionario de la Justicia Provincial.
Cuando le preguntan qué es lo que recuerda sobre los hechos de los que resultó víctima su tío, responde:
"Se que desapareció el 24 de marzo de 1976. Mi padre, Rubén Salamanca, se lo comentó mi madre. Después de ese episodio él también fue llevado y mi domicilio fue allanado".


14:48 La sonrisa de René

Su sobrino recuerda que por su participación gremial su tío era buscado, por lo que tuvo que pasar a la clandestinidad. "Un día vino a visitarnos vestido de ejecutivo, disfrazado de traje, con portafolios y peluca. Sólo lo reconocimos por su sonrisa, tenía una sonrisa muy grande, muy característica.


14:50 Las consecuencias en la familia

Ruben Salamanca, el padre del testigo, apareció 8 días después de su secuestro, sucio, barbudo y no dijo mucho. "Al tiempo le contó a mi madre que lo habían interrogado preguntando por René, y que creía haber estado en La Ribera. Después mi padre entró en una etapa depresiva. Llegó a tener problemas con el alcohol. Hubo mucho silencio. Yo era niño y el consejo era no hablar, no decir quién era yo.
Durante mucho tiempo fue difícil decir nuestro apellido, el estigma llegó a tda la familia y durante algún tiempo eso significó una ruptura de la familia. Era tal el miedo que durante mucho tiempo se evitó el contacto".
Con el advenimiento de la democracia aparecieron muchas verdades que habían permanecido ocultas. Supimos que a mi tio lo ingresaron en el centro Clandestino y lo mataron al poco tiempo.


15:03 Testigo 278. Declara Roque Arnaldo Romero

Actualmente jubilado, fue compañero de la Fábrica Renault, en la Planta Santa Isabel.
"Después del Cordobazo recuperamos el gremio (SMATA) con la lista marron, una lista antidictatorial, antiburocrática y antiimperialista".

En Agosto de 1974 la seccional Córdoba fue intervenida.

"A partir de entonces nuestro gremio comenzó a tener actividad en el edificio de Luz y Fuerza, cedido por Agustín Tosco. Y allí también fueron a buscarnos, ametrallaron el edificio con toda la gente que estaba dentro".
En esa oportunidad, el testigo, miembro de la comisión directiva de SMATA, fue secuestrado. Era el 9 de octubre de 1974. Y ese mismo día se libró una orden de captura para que se encontrara a todos los dirigentes de Luz y Fuerza y de SMATA.

15:35 Cuarto intermedio hasta mañana a las 10:00





Memoria, Verdad y Justicia. 30000 compañeros detenidos-desaparecidos, PRESENTES!


COMISIÓN PERMANENTE DE HOMENAJE A RENE SALAMANCA
Contacto: 3512209139

CCC- CORRIENTE CLASISTA Y COMBATIVA
Contacto: 3512225248













viernes, 2 de mayo de 2014

El clasismo de René Salamanca






Entrevistamos a Roque Romero, Gerardo Luna y Carlos Álvarez, compañeros de René Salamanca en la experiencia clasista y revolucionaria de los obreros mecánicos cordobeses.
Llueve en la capital de Córdoba el 21 de febrero. Pese a eso, la Comisión de Homenaje a René Salamanca y compañeros de la CCC y el PCR, trabajan a toda marcha para concretar el acto para recordar  al querido líder clasista secuestrado por la dictadura la misma madrugada del día del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. 

En un rincón de la plazoleta que lleva el nombre de quien fuera secretario general del Smata Córdoba desde 1972 hasta su secuestro, y dirigente nacional del PCR, conversamos con algunos de los protagonistas de esa gran experiencia del proletariado cordobés, tras que Rodolfo, de la Comisión de Homenaje, nos dijera que “los que integramos la Comisión queremos recuperar la verdad, y que se difunda la historia, que no se conoce en el movimiento obrero cordobés y de todo el país, y que la cuenten los que han vivido y protagonizado esa época. Nosotros queremos recuperar la figura y enseñanzas de René Salamanca y de todos los integrantes de la experiencia del Smata Córdoba”. 

Por qué reivindicar a Salamanca 

A nuestra pregunta de por qué hay que reivindicar a Salamanca hoy, el primero en contestar es Roque Romero, secretario adjunto de aquel Smata Córdoba, que cayera preso en octubre de 1974. “Si hablamos de Salamanca tenemos que hablar del movimiento obrero. Y desde cuándo vamos a hablar del movimiento obrero si no es a partir del Cordobazo. La recuperación del Smata, es producto de eso. Nosotros no teníamos posibilidades de andar recorriendo todas las plantas. La gran mayoría de la gente que nos ha votado no nos conocía. ¿Y por qué nos votó? Porque conocía a los otros, que hacía diez, quince años que venían traicionando a la gente. Y entonces a partir de lo del Cordobazo,  esa gente hace un proceso de avanzada por el que se dirigió el Smata;  también hubo expresiones de otra línea, como Fiat, Sitrac-Sitram, Perkins ”.

Gerardo “El Negro” Luna, integrante también de aquella Comisión Directiva del Smata Córdoba, nos respondía que hay que reivindicar a Salamanca “porque está en la historia del movimiento obrero. Y a pesar de lo que diga una actriz venida a menos, fue el creador de la línea antigolpista. Salamanca demostró en la práctica las banderas recuperadas del clasismo. Hasta ese momento los clasistas éramos opositores, cuestionadores de la burocracia sindical, de la dictadura en general, pero no habíamos podido plasmar desde una conducción como el sindicato más importante de Córdoba qué era el clasismo en la práctica: la rotación con la producción, la sana administración, la democracia obrera, la discusión de los compañeros libremente en todas las secciones, el fortalecimiento de los organismos institucionales, las comisiones internas, los cuerpos de delegados, etc. 

Cuántos René harían falta hoy para discutir paritarias. Él fue el gran mentor del mejor convenio que tienen hoy vigente los mecánicos. Y ese convenio se discutió cuando existía el pacto social. Hoy algunos quieren un pacto social. Bueno, nosotros nos encargamos de romperlo, pero para eso necesitamos la profundización de la democracia obrera, porque aún sectores seudo progresistas, que reivindican el mejor salario y reivindicaciones obreras, se olvidan de lo fundamental, la participación obrera en los convenios. Que nada se resuelva afuera de esas asambleas, de los principales interesados que son los obreros, los compañeros. Elección en todos los gremios de las comisiones paritarias para la discusión libre, sin techo, de los convenios colectivos de trabajo. Lo hicimos contra la dictadura ¿no lo vamos a hacer ahora que estamos en democracia? Eso era René Salamanca.

Enseñanzas del clasismo

La charla continúa con Romero y Luna, acerca de las enseñanzas del clasismo de esos años. Romero plantea que “lo nuestro fue un ejemplo de la lucha de la clase obrera, con cosas que no se veían en ningún otro gremio. Te dije que la gente prefirió elegir una Comisión Directiva que no era conocida, distinta, y después fue protagonizando. Defendiendo esa comisión, sintiendo al sindicato como de ellos. Fue un proceso democrático, que pudimos ir plasmando más a fondo a partir de ir incorporando delegados. Elpidio Torres se movía con un cuerpo de delegados de 50, que no eran más que alcahuetes patronales. Te doy un ejemplo práctico: cuando apenas entré a la fábrica, tenía la opción de afiliarme a la obra social de una empresa privada, y me anoté ahí. Cuando pasó el tiempo, me di cuenta que era mejor la del sindicato, a la vez que iba ganando conciencia, porque uno no es que entró con conciencia obrera, clasista y revolucionaria. Como me iba definiendo en la cosa sindical, voy y me cambio, para lo que tuve que ir al sindicato. Yo trabajaba en la planta de matrices, y al otro día que voy al sindicato, en medio de los tornos, se ponía el que era secretario, Solís, y me dice ‘¿qué anduviste haciendo por el sindicato; te hace falta algo?’. Así era ese Cuerpo de Delegados con Torres”. Luna agrega “Esa era la concomitancia entre la empresa y el sindicato, como en mi caso”. Y sigue Romero: “Cuando lo eligen delegado al Negro, se arma el gran quilombo, al otro día lo trasladan y lo mandan a cortar pastito…”. “Ya me lo habían hecho dos veces antes, en vísperas de elecciones de delegados nos cambiaban. O te echaban. Pero nosotros veníamos de ser los mejores alumnos del instituto Renault. No era fácil”. Roque, compañero de promoción de Luna del Instituto Técnico Renault, recuerda entre risas: “Iban a ser capataces, y terminaron todos delegados”.

Luna analiza: “Ellos (la dirección del gremio) controlaban que no hubiese oposición, muy condicionados por el marco político que se fue desarrollando fue desarrollando paulatinamente hasta desembocar en el Cordobazo, y lo que vino después. Nosotros en la planta de matrices perdimos dos cuerpos de delegados, directamente echados por cubrir la función de delegado sin que la jerarquía, la burocracia sindical, hiciera nada”.

Los obreros y el Cordobazo

Al inquirirlos sobre el papel del movimiento obrero en el Cordobazo de mayo de 1969, el Negro Luna advierte que hay que analizar el proceso que llevó al Cordobazo, para entenderlo. “Nosotros nos fuimos definiendo como gente que entró en una postura antiburocrática, antipatronal y encontramos cauces en las agrupaciones que fueron acercándose a las empresas. Comenzamos a tomar conciencia política, más allá de esa conciencia de clase que nos hacía pelear por las reivindicaciones y por las injusticias patronales, y por una burocracia sindical que en un principio no teníamos definida hasta que fuimos entendiendo que jugaban en la cancha grande del poder del gobierno”. Luna describe el proceso que arranca con la dictadura de Onganía, en 1966: “No eran muchas las opciones que se ofrecían en el gremialismo cuando aparecieron otras con postulados nuevos, entre ellas la agrupación 1° de Mayo. Había otros, que su propia visión reformista les impedía dar esta pelea antiburocrática. Hubo agrupaciones muy fuertes y cuerpos de delegados que en su momento tenían mucha presencia: el PC, radicales, o peronistas honestos. La combatividad en la planta de matrices va marcando los tiempos junto a lo que sucede en el Cordobazo. Nosotros fuimos comprendiendo que no se podía pelear contra la burocracia sindical sin enfrentar a la dictadura, ni enfrentar a la dictadura sin pelear contra la burocracia sindical. Fueron surgiendo distintos sectores opositores, como la CGT de los Argentinos, y Tosco en el sindicato de Luz y Fuerza acá, y mucho protagonismo en las filas estudiantiles. Entre los legalistas se alineaba gente como Atilio López y otros tres o cuatro gremios más que presentaban un perfil un poco más combativo. Y estaban los ‘ortodoxos’, que respondían al ‘desensillar hasta que aclare’ de Vandor y compañía.

“La dictadura de Onganía no sólo castigó al movimiento obrero, nosotros lo vivimos como obreros y estudiantes de la Tecnológica. Nos fuimos nutriendo de elementos para comenzar a dar respuesta a la inquietud de los compañeros: salarios congelados, prohibición de actividad gremial, también estaba el tema de los ritmos de producción, no estaba la tecnología que hay hoy. 

“En esta planta (señala hacia la planta de Renault, que se encuentra frente a la plazoleta René Salamanca), con casi diez mil operarios en tres turnos, los ritmos de producción eran infernales. Estábamos maniatados para actuar porque nuestras organizaciones se ajustaban al derecho impuesto por la dictadura de no mover los pies ni las manos. Pero la combatividad en las plantas seguía. Alguna vez alguien escribió -y nos llegó a los oídos- eso de que había bajo los pies de la dictadura un polvorín que había que hacerlo explotar. Por aquel tiempo, las Agrupaciones 1 de Mayo teníamos mucho respeto por el Che Guevara, todo el que se merece, y nuestros volantes y nuestro diariecito sacaban en un ángulo de la portada, el puño cerrado y en el otro el Che Guevara. Éramos los diferentes. Íbamos con propuestas, mientras crecían las movilizaciones y paros en las plantas. Ahí se van a suceder los primeros ‘azos’”, recuerda Luna. Y plantea que los clasistas cordobeses siguieron con atención la gran lucha de los trabajadores de El Chocón, lucha que fue entregada. “Eso a nosotros nos marcó a fuego. Ahí nace la consigna del Chocón triunfante. 

“En ese tiempo vienen las luchas que generan el Rosariazo, en Corrientes. Lo de Rosario a nosotros nos toma en una situación muy candente. Había mucha insatisfacción en la gente. Las reuniones de activistas, de delegados, eran verdaderos foros parlamentarios de las fábricas, qué hacer, qué hacer. A los que poníamos más la cara nos empujaban a frente. Comienzan a accionar los Cuerpos de Delegados con la consigna de aumento de sueldos y no al congelamiento salarial. Desde la planta de Matrices se comienza a difundir, volanteábamos las distintas fábricas, habíamos hecho relación con un grupo grande de Santa Isabel y de otras empresas. Comienza a tomar un estado deliberativo muy grande, por la necesidad de pelear. 

“Viene aquella asamblea del 15 de mayo en el Córdoba Sport, que era un club del centro de Córdoba. Elpidio Torres, el que mencionó Roque, era un caudillo muy vivo, que se estaba jugando mucho como figura sindical y política. No quería pagar el precio sólo. Por eso es más meritorio lo de René, de Roque, y el Movimiento de Recuperación Sindical. Torres lo hace venir a Dirck Kloosterman, que era el secretario del Smata nacional, para que diera la cara, en medio de la disposición de eliminar el sábado inglés, y de las quitas zonales a los metalúrgicos. Los metalúrgicos, que hasta ese momento venían con poco protagonismo a pesar que se habían cerrado importantes empresas, salen a la lucha por las quitas zonales. 

“Cuando nos tocaron el sábado inglés, junto con el congelamiento salarial, hubo intentos de abandono de fábricas, hicimos asamblea en la planta de matrices, y sale la asamblea del Córdoba Sport. Rebosaba de gente, había muchos afuera. Hablaron varios delegados, entre ellos el nuestro que planta bandera, Torres intenta hablar y lo abuchean, y le da la palabra a Kloosterman. Apenas lo nombró empezó la rechifla y algunas pedradas. En ese preciso momento cae la primera granada de gas adentro del club. Rodearon el club y entraron a tirar gases. Rompimos los techos y salimos por ahí. Ya había empezado afuera la represión, y cuando salimos los que estábamos adentro, fue un mini Cordobazo que duró hasta la noche. Tuvimos muchos heridos y presos. Al otro día, cuando llegamos a la puerta de la fábrica, nadie había entrado, y con asambleas en todos lados. Ahí fue el inicio del Cordobazo”.

La unidad sindical

En este momento se suma a la charla Carlos Álvarez, otro integrante de la Lista Marrón, y delegado por aquellos años en la planta de Santa Isabel. Cuando le pedimos alguna anécdota sobre Salamanca, Álvarez afirma que “René hizo un trabajo de hormiga. Él salía del trabajo y no se iba a tomar mate, se iba a contactarse con activistas y compañeros. En una oportunidad yo le pregunté cómo hacía para no pelearse con los radicales o los peronistas, siendo él comunista, y me dice ‘yo no voy a pelear, voy a ver qué puntos de acuerdo podemos lograr, y de esa manera hacer un frente’. Esa es una de las experiencias que viví con René. Otra muy fuerte es que a pesar de que a René y sus compañeros le quitan el gremio, y el local, la gente le sigue respondiendo, se siguen haciendo asambleas. Hace poco escuché a un directivo de la Renault decir que ‘tenía que negociar con la banda de Torres, y con el sector de Salamanca, sino no había acuerdo posible’”.

Romero, por su parte, afirma que “Es difícil definir una persona que tiene varias facultades que son superiores al resto. Nosotros siempre nos hemos apoyado en René, y nos daba ese empuje, sabiendo que teníamos dónde apoyarnos. Como te decía hace un rato, nos eligieron sin conocernos. Y nosotros, que no sabíamos nada, nos postulamos para dirigir uno de los gremios más grandes de Córdoba. Muchos no se animaban, pero teníamos una persona como René, que era una garantía para seguir adelante. Era un tipo muy abierto, y cuando te respondía una incógnita vos te dabas cuenta que te respondía con la verdad”. 

Y aquí Roque introduce a otro de los grandes protagonistas de esta experiencia clasista, César Gody Álvarez (el Gordo Antonio), secretario del PCR de Córdoba asesinado por la dictadura fascista luego de ser secuestrado en 1977. Decía Romero: “Salamanca tenía el mismo estilo del Gordo Antonio. Lo llevaban muy adentro. No eran tipos que habían hecho muchos años en otras fábricas, pero tenían una capacidad… Salamanca se daba cuenta si la masa estaba inquieta, tenía necesidad de hablar permanentemente con la masa. Por eso le daba mucha bola a las asambleas, y a los cuerpos de delegados, que eran otra pata necesaria en la democracia sindical”. 

“Creo que la vida me premió de haber podido estar con alguien que considero el dirigente más lúcido que ha dado el movimiento obrero hasta ahora, -dice Luna- lejos el más inteligente, y por sobre todas las cosas con una gran honestidad de clase. Tenía cosas que los otros no veíamos. Tenía muchas respuestas a mano que a nosotros nos costaban. Eso no quiere decir que no discutiéramos. Recuerdo una conversación dura, en un momento que ya estábamos trabajando en las plantas con la 1º de Mayo, y amábamos al Che Guevara. En un momento determinado estaba Antonio, que yo mucho tiempo pensé que era un compañero de la fábrica. Ellos tenían un idioma natural que era parecido al nuestro. Fueron los grandes maestros. Aquella discusión era que la pelea era antiburocrática. Torres era el jefe de la CGT de Córdoba, no sólo de los mecánicos. Yo decía, para qué queremos ganar la CGT si vamos a hacer la guerra revolucionaria, me estaba imaginando con la boina, barba y la ropa verde oliva. Antonio me dio una lección que me quedó de por vida. Allí se habló por primera vez de la CGT clasista. El clasismo lo supimos de palabras de ellos. Lo practicamos, y después supimos por qué. René me sabía decir ‘acordate, cuando estés hablando ante la masa, no te guíes por los que meten bulla acá adelante, mirá al último que está parado allá, y que no dice nada’. Era lo que hizo cuando volvió a la fábrica, con la rotación. No la pudo caminar por el cariño de la gente, pero él iba y hablaba con aquel que no se le acercaba a saludarlo. Un domingo muy tempranito, ya estaba en marcha el MRS, íbamos a ver a unos compañeros, y cuando pasamos frente al Sindicato se paró y me dice ¡Negrito, algún día me voy a sentar en el sillón ahí adentro’. ‘Con qué desayunaste, le dije yo’”. Romero acuerda: “Siempre decía eso”. Y completa Luna la anécdota “En esas cuadras que íbamos caminando me convenció que podíamos ganar esa elección”.

Antonio y René

Comentamos que, por lo que cuentan, está claro que no se puede hablar de René sin hablar de Antonio, ahí hay una unidad que tiene que ver con todo el proceso del Smata. Acuerda Luna, afirmando: “Creo que eran una unidad de pensamiento y acción. No se puede entender al uno sin el otro. Antonio, después de cualquier actividad, decía, vayan y métanse en la masa, hablen y ven qué dice la masa, qué comenta. Con Salamanca vuelve a aparecer el sentimiento de clase que había a principios del siglo 20”.
Dejamos la charla con el compromiso de seguirla, y de hablar con otros salamanquistas protagonistas de esta gran experiencia que fue el Smata de Córdoba, para dar paso al acto en homenaje al gran líder clasista y del Partido Comunista Revolucionario, René Salamanca. 














Gran acto nacional de la CCC


Se realizó en Córdoba el acto por el 1 de mayo y conmemorando los 20 años de la Corriente Clasista y Combativa. Participaron del mismo delegaciones de la CCC de todo el país y del PCR (Partido Comunista Revolucionario),  bajo las consignas “derrotar el ajuste K, por una salida popular”, “cárcel perpetua a todos los genocidas”, esto último a pocos días de que declaren varios testigos por la desaparición y asesinato de Rene Salamanca en el megajuicio la Perla.

En el acto, realizado frente a la CGT histórica, 27 de abril y Velez Sarsfield, hablaron dirigentes nacionales de la CCC,  y Roque Romero, sec.adjunto del Smata Cordoba  junto a Rene Salamanca (1972-1976)


Discurso de Cierre - Amancay Ardura, Coordinador Nacional de la CCC


video



Fotos del Acto:



El armado del escenario


Mesa de Literatura


Arrancando el acto del día del trabajador


Los jóvenes dicen presente en el acto del clasismo



La querida Comisión de Homenaje a Rene Salamanca


Orgullosos de la presencia de  José, hijo de Rene Salamanca (atrás)


Imposible no emocionarse al escuchar a "los Marrones"


"Chiquito" Ardura en el cierre del acto